La detención de Susana “P” sin duda es un golpe muy importante que dio no solo el Gobierno del Tamaulipas, sino para los empresarios y organizaciones sindicales, quienes en lo largo de la historia han tenido una buena relación y con ello producen empleos para la clase obrera de esta ciudad fronteriza.

Desde el inicio del año pasado, Susana “P”, no midió las consecuencia de su labor de agitadora en esta ciudad, sin embargo como nadie le decía y hacían nada, ella continúan con su juego de ser líder de los obreros, dejando atrás incluso a organizaciones sindicales, que por muchos años envían trabajadores a las plantas laborales, pero sin saber a qué costo.

En sus reuniones con los obreros, al momento de llevar a cabo las concentraciones masivas, que hay que decirlo juntaba miles de personas, lo mismo le daba faltarle respeto al gobernador, al alcalde y hasta las organizaciones antisociales que operan en esta frontera, sin embargo la respuesta era la misma. No le hacen nada. Siempre que había paros, cierres de sindicatos o de maquiladoras, ella nunca estaba, pero sí los cientos de obreros a quienes azuzaba y los dejaba solos para que salieran con las fotografías y videos, para decir: “Yo no fui, porque no estaba en el lugar”.

Es decir solo los usaba. Recodamos una de tantas de estas acciones cuando los empleados de la Coca Cola en Matamoros se enfrentaron a golpes al interior del Sindicato de Jornaleros, quien de inmediato dijo:

“Yo no respondo de estos actos, ni estaba y nunca estuve”.

Sin embargo  video grabaciones la delataron al llegar al lugar de los hechos, cuando la situación se estaba poniendo más complicada se dio la vuelta y se fue escoltada de sus equipo de seguridad hasta el vehículos para retirase.

En esta ocasión el problema por la que está detenida se registró el 10 de marzo del 2020 en las instalaciones de la Junta de Conciliación y Arbitraje de Matamoros, donde se concentró un grupo de obreros de Tridonex, quienes exigían que les fuera recibido el documento del cambio de sindicato, por lo que bloquearon las instalaciones dejando en el interior no solo al personal de la oficina de gobierno, sino a varias personas que llevaban a cabo trámites en ese lugar.

Y como siempre, muy a su estilo dijo:

“Yo estaba integrando unas denuncias de otros trabajadores, nunca estuve ahí”.

Pero cuál sería su sorpresa que existe un video y una fotografía que ella llegó hasta estas oficinas, donde bajó, habló con algunos cuantos trabajadores, pero al ver el problema, mejor huyó del lugar.

Ahora Susana “P” está siendo procesada por los delitos de motín; cohecho; amenazas y delitos contra servidores públicos, sin contar una acusación que tiene en su natal Ciudad Juárez y por lo menos 3 más de empresarios en Matamoros, entre ellas un de extorsión.

Por lo que está vez no se pudo esconder dejando solos a los obreros. Pese a que ha contratado un buffet importante de abogados, la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas deberá de integrar muy bien sus carpetas de investigación, pues de lo contrario quedaría en un ridículo si ella sale libre por falta de elementos.

Sin embargo sería aún peor para Tamaulipas, ya que estarían engrandeciendo a una persona que hizo lo que quiso en Matamoros, por lo que seguramente vendría con mayor fuerza a hacer y deshacer en esta ciudad fronteriza ante la impotencia de los empresarios.

Ahora la responsabilidad será de la justicia del Estado en terminar con este movimiento que tanto daño que le ha hecho al clima laboral en Matamoros o revivir a una figura que por sus acciones poco a poco se estaba apagando.

Ojalá que una vez detenida, ahora si los obreros que les perjudicó se armen de valor y salgan a decir sobre los cobros que les hacían en las fiestas y aquellos que dejó sin trabajo por culpa del famosos 20-32 y de paso las autoridades deberían de investigar el equipo de seguridad (Guaruras) que tenía, porque nunca se supo de dónde venía y mucho menos quienes eran.

POR AQUÍ Y POR ALLÁ Vaya faena que se aventó el secretario del Ayuntamiento, Federico Fernández con los obreros que protestaron en la Plaza Principal de Matamoros, sin duda el funcionario ha demostrado carácter, solo le falta demostrarlo con los de casa, los regidores…

HASTA AQUÍ LA DEJAMOS RETASO Prieta en aprietos