A la hora de confesar el crimen de su hija Rocio N., la estilista  Merari “N”, de 24 años, dijo que se le metió el Diablo.

La mujer asesinó a su hija de dos años, a quien con un cable de luz le quitó la vida, además de golpearla hasta matarla en un segundo piso de casa ubicada en la calle 21 y Calixto Ayala de la colonia Buenavista, en la casa donde vive la joven mujer, alrededor de las 20 horas del domingo.

De acuerdo a información proporcionada a #LaFronteradice, la joven atacó a su hija de nombre Rocío “N”, con un cable extrangulandola en un ataque de ira además de golpearla ya que la menor presentaba rastros de violencia.

Se dió a conocer que la mujer trabaja en una estética y su esposo estaba dormido cuando ocurrió la tragedia, la menor fue trasladada a un nosocomio en donde la dictaminaron sin vida.

Elementos de la policía Estatal la detuvo y la trasladó al Hospital General en donde se hizo pasar por enferma mental pero no le creyeron, fue llevada ahí ya que de acuerdo a su versión, su mamá al enterarse de lo sucedido la golpeó y fue revisada por los médicos y de ahí trasladada a la comandancia de la Policía Ministerial del Estado en donde está detenida.

También se dio a conocer que la joven mujer se había peleado con su esposo, situación que la tenía molesta.

Información llegada a este medio de comunicación, la joven va a una iglesia en donde ella se congrega, además de la menor a la que mató, tiene una niña y un niño.

La joven será juzgada ante las autoridades por este filicidio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here