EL PAÍS.- Dos misiones cumplidas: el Rey Don Juan Carlos fue operado con éxito de su rodilla derecha y Doña Letizia tuvo un cariñoso gesto con Doña Sofía a las puertas del hospital. De esta forma, la Reina mostraba en público su deseo de zanjar la polémica tras el incidente del pasado domingo, en el que Doña Letizia impidió que su suegra se sacara una foto con sus nietas, la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía, tras la misa de Pascua en la catedral de Palma.

Ambas Reinas acudieron ayer muy sonrientes con el Rey a visitar a Don Juan Carlos, que permanecía en la UCI del Hospital Universitario de Sanitas en La Moraleja (Madrid), tras la intervención a la que había sido sometido por la mañana. Cuando llegaron al centro sanitario en un coche conducido por Don Felipe, Doña Letizia, que viajaba en el asiento del copiloto, se apresuró a bajar para abrir la puerta a Doña Sofía, y después, a la salida, volvió a repetir este gesto entre aplausos del público y vivas a las dos Reinas.

 

Vivas a las dos Reinas

Los tres –con Doña Sofía en el centro– posaron unos instantes a la entrada del hospital antes de visitar a Don Juan Carlos. Esta era la primera imagen de las dos Reinas juntas desde el incidente del domingo en la catedral de Palma. Una hora después, los tres Reyes abandonaron el hospital. A la salida, Don Felipe afirmó que la operación había ido «muy, muy bien, y estamos muy contentos con el equipo del doctor Gómez Cardero». Añadió que en la tarde de ayer Don Juan Carlos ya iba a «andar un poquito» porque estaba «empezando la rehabilitación» y que hoy «saldrá de la UCI» y «esperamos que baje a planta». Agregó que su padre estaba muy animado «porque va a ganar mucho en calidad de vida y de movimientos». A preguntas de los periodistas, sobre si esta operación permitirá a Don Juan Carlos caminar con autonomía, el Rey precisó que «el bastón viene más determinado por las caderas. Pero aun así va a ganar estabilidad y calidad de vida», dijo. Los tres abandonaron el hospital entre gritos de vivas. «Viva Doña Sofía», gritaron desde el público. «Viva Doña Letizia», añadieron otros. «Bueno, ¡vivan las dos!», agregaron.

Mientras, Don Juan Carlos pasó la noche en la UCI del hospital, después de que el equipo de Traumatología del Hospital La Moraleja, que dirige el doctor Primitivo Gómez Cardero, le reemplazara la prótesis que le fue implantada en la rodilla derecha en junio de 2011.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here