“Un país que en el presente no cuida la salud mental ni educa a su pueblo, será a futuro un país enfermo desde sus entrañas. M.M.

«Pues hoy me voy, banda. Los espero en mi entierro». De esta manera, hace cuatro años un joven mexicano de 20 años, invitaba a sus amigos a su entierro a través de Facebook y luego decidió suicidarse. El joven cambió su foto de perfil de Facebook y escribió una frase que decía «Descanse en Paz», pese a los signos de alarma obtuvo muchos “Likes” pero nadie acudió en su ayuda. Horas después de publicar el mensaje fue hallado muerto por una mujer en un descampado en la ciudad de Aguascalientes.

En nuestro país cada 90 minutos se suicida una persona, el suicidio es la segunda causa de muerte en adolescentes de 15 a 19 años de edad y la quinta para aquellos que oscilan entre los 10 y 14 años (INEGI). Esto lo convierte en un importante problema de salud pública.

Hoy 10 de Septiembre por todos lados se hablará de suicidio, hoy se conmemora el día mundial de la prevención del suicidio. Sin embargo la realidad es otra, del suicidio se habla poco, no porque no interese sino más bien porque es de los temas que incomodan.

Actualmente en este día se ofrecen platicas, conferencias, algunas gratuitas otras con costo. Sin embargo a pesar de las altas tasas que se presentan en suicidios aun no existe un programa ni línea de ayuda establecido para su prevención.

El suicidio es una tragedia de amplio impacto, siendo la familia la más afectada cuando uno de sus miembros se quita la vida. La persona que se suicida no sólo termina con su vida, sino atenta contra la salud mental y emocional de todo su entorno.

La razón de porque se suicidan las personas realmente se desconoce, lo que si sabemos es que el suicidio es un acto pensado que se comete impulsivamente, influenciado por circunstancias emocionales, psicológicas, sociales, económicas, o culturales y a estas causas en este 2019 se agregan los riesgos del uso de la tecnología digital. Sobretodo el uso desmesurado de las redes sociales generadoras de frustraciones y tensión por no obtener de ellas lo que se espera (Aprobación, popularidad, “likes”).

Estudios de The Royal Society of Public Health refieren que quienes usan las redes sociales por más de dos horas al día tienden a presentar niveles más altos de depresión, ansiedad, trastornos del sueño, así como pensamientos suicidas.

Estadísticas también revelan que un escaso número de suicidios se producen sin aviso. La mayoría de los suicidas dan avisos evidentes de sus intenciones, sin embargo la mayoría de las veces a estas señales no les damos la importancia que merecen. Cada año, por cada suicidio cometido hay muchos más intentos de suicidio, algunas personas que intentan suicidarse son ambivalentes y no buscan exclusivamente la muerte, sino mas bien una mirada de ayuda, de atención.

En México la segunda causa de suicidio es la depresión, una enfermedad que no se detecta y mucho menos se atiende, caracterizada por una tristeza profunda y disminución de las funciones psíquicas, signos que pueden orillar a alguien a ver todo el panorama negro y quitarse la vida. Para el 2020 la OMS estima que la primera enfermedad en México será la depresión, (sino es que lo es ya) así que se agrega un problema más de salud pública a todos los que ya tiene nuestro fatídico gobierno.

Quizás no se pueden prevenir todos los suicidios, sin embargo en un escenario optimista sí creo que la mayoría de ellos. Prevenir el suicidio debe ser un esfuerzo conjunto.

¿Medidas de Prevención? Sí, promover la salud mental, tratar a las personas con trastornos mentales, depresión, alcoholismo o esquizofrenia, dar seguimiento a los pacientes que han cometido intentos de suicidio; campañas para reducir el consumo nocivo de alcohol (el alcohol activa los impulsos), limitar el acceso a los medios utilizables para suicidarse, promover una información responsable por parte de los medios de comunicación yyyy… es el séptimo año que lo propongo; crear una red telefónica de ayuda para personas en riesgo de suicidio, así como células o grupos de apoyo para personas deprimidas, pues son personas en riego de suicidio. Opciones que sin duda serian viables con la ayuda estatal, el interés municipal y la intervención de las instituciones de salud e instituciones de asistencia social.

Segura estoy que el suicidio con la ayuda de todos puede ser prevenible.

Nadie dijo que la vida sea fácil sin embargo siempre hay una solución para lo que se presente… menos para la muerte. ¡Así es que amable lector; cuando la vida te presente o le presente a tus seres queridos razones para llorar, demuéstrate y demuéstrales que tienes y tienen una y mil razones para vivir!

¡Que tu día siga Excelente! Miriam M.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here