1

México es un país donde todo se puede y donde solo se aplica en el mayor de los casos la justicia para los que son » Juan pueblo» el mismo pueblo que lo padece todo y los lleva al silla del poder y se vuelven locos o locas estando en ella sentados.

Tamaulipas no es la excepción y Matamoros mucho menos es la vena aorta de todos los vicios buenos y malos ya que de ahí han salido los peores y más sanguinarios operadores de los carteles y de la política pues no es la excepción.

Hombres y mujeres que se han convertido en los nuevos ricos de la ciudad de Rigo Tovar,  donde el Río Bravo y su gente son testigos de todo lo que le han hacho.

Erik  Silva Santos «ex» presidente municipal de Matamoros, que por cierto como duele esas dos letras después de las doce de la noche cuando ya no eres nada y te conviertes en cualquier mortal y te das cuenta que todo tu séquito de adoradores, que jamás te dijeron nada por miedo a perder lo único que te respalda la sagrada nómina ya no existe y ahora estás solo o sola.

Así mismo le está pasando a Silva Santos ya no tiene amigos ni de la prensa esos que en su momento decían que todo estaba bien, esos que le aplaudían hasta ponerse un casco en la cabeza al revés y ser la burla de todos pero en silencio.

Hoy la justicia americana lo ha alcanzado pero tenía que ser allá porque en México no se puede. Y como se va a poder si el sistema de justicia está tan podrido como todo lo que han tocado y más si es con enormes sumas de dinero.

Estados Unidos va con todo con el ya que en ese país de primer mundo no les importa quién seas y si hiciste algo indebido el aparato de justicia te atrapara y serás castigado conforme a derecho.

Hoy es perro del mal pero hasta en la lucha libre los Perros del Mal eran admirados y aclamados. Hoy nadie clama a Erik Silva Santos. Hoy todos hablan de él pero no por tener un cargo público, sino porque es casi casi un prófugo de la justicia americana y sale a la luz pública cuando el PRI a nivel nacional y estatal están hechos pomada.

Cuando un PRI en Tamaulipas no sabe cómo retomar el rumbo de la embestida que les dieron los panistas.

Hoy Erik Silva no le alcanzará todo lo robado al municipio de Matamoros que se llevó.
Se llevó hasta el veneno de las ratas que había en su presidencia municipal. Se llevó lo que jamás cumplió. Se llevó el dinero que no era de él sino era para el pueblo de la ciudad que gobernaba.Ahora sí Erik Silva Santos ya no es santo de devoción de nadie, la ley y el poder de Estados Unidos lo ha alcanzado y ojalá y esto sirva de ejemplo para tooodooossss los que faltan que vaya que son muchos y muchas y que no se les olvide que cuando lleguen a la silla del poder, el municipio, el estado y/o el país no son de ellos ni de sus familias o amigos, todo lo que hay es para el pueblo y se debe de dar en beneficios para ellos mismos y no para ser unos parásitos y estar pegados a la ubre, que tarde que temprano se van, pero se van con las manos llenas de dinero que no les pertenece y que aún así cuando terminan buscan seguir en otro cargo público para seguir traicionado, robando, y saqueando todo lo que a su paso les alcance.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here