Sobre la avenida 12 de marzo, en un paraje rodeado de aguas negras y basureros clandestinos se alza la Clínica Plus del Instituto Mexicano del Seguro Social.

predcronicasEl inmueble cuya construcción empezó en el 2001 durante el gobierno de Vicente Fox Quezada tardó 11 años en construirse, y cuando por fin abrió sus puertas en el verano del 2012, lo hizo en medio de severas deficiencias, por falta de equipo y de personal médico de enfermería especializado para la atención de los derechohabientes.

Basta acercarse al centro hospitalario, calificado de alto nivel, para darse cuenta de la falta total de planeación, la falta de estacionamiento es lo de menos si se toma en cuenta que el inmueble es rodeado por un ambiente insalubre y de contaminación.

El olor a excusado que percibe dentro de la Clínica Plus es cortesía del canal de aguas negras que pasa por enfrente y en donde vierten los desechos fisiológicos de habitantes  de los fraccionamientos Puerto Rico, Santa Ana, Casablanca, Las Brisas y Palmares, entre otros.

Por si fuera poco, los bordes de este canal se han convertido en basureros clandestinos no solo de los deshechos de los vecinos sino incluso de la propia institución ya que un recorrido permitió observar jeringas, guantes quirúrgicos y hasta medicamento caducado.

Un camino de terracería sirve como acceso al paraje.Los tripulantes de carros y camionetas sin pudor sacan sus pertenencias viejas, sus bolsas de basura para aventarlas a un lado del camino, donde  lo mismo se encuentran platos desechables de los vendedores de comida, posicionados frente al Seguro Social que ropa usada y hasta viejos sanitarios.

Esta ruta, la de la basura e inmundicia, es visible desde la avenida 12 de marzo, donde imponente se alza la clínica de especialidades del IMSS en Matamoros, y de la que ni el más poderoso desinfectante puede eliminar el olor a mugre que proviene de todo el ambiente que lo rodea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here