Por José Román Acuña

 

Soltarse de un cable de acero del puente viejo de Matamoros impidió que campesino poblano completará su sueño de ingresar ilegalmente a los Estados Unidos y buscar un mejor futuro para sus ocho hijos.

El jefe de familia se disponía  a cruzar el Río Bravo cuando cayó y se fracturo el tobillo en hechos que lo mandaron a la sala de Urgencias del Hospital Dr. Alfredo Pumarejo.

La necesidad económica orilló a 5 familiares originarios de Huauchinango, Puebla dejar a sus familias para seguir el lado americano y poderle dar una mejor calidad de vida a los suyos.

27934814_1995041010736733_2103894317_n

 

Llegaron a Matamoros el pasado martes y ayer intentaron cruzar el Río Bravo, colgados de lla estructura del Puente Viejo pero sin contar que uno sufriría  un accidente que le impediría continuar.

Felipe Castro García de 52 años, se fracturó su tobillo derecho cuando cayo mal despues de sostenerse de esos a tubos, se quedo y dos sobrinos que no lo dejaron solo se regresaron con el mientras otros dos corrieron hacia la ciudad de Brownsville.

En entrevista para este medio de comunicación el señaló que el y sus parientes se dirigían para el Estado de Minnesota en donde tienen familia pero por lo que le pasó no pudo lograr el sueño y se encuentra hospitalizado en el área de Urgencias del Hospital Alfredo Pumarejo.

Comentó que es padre de 8 hijos y ahora se recuperará para regresar a su tierra y trabajar de agricultor como lo había hecho por muchos años.

“Me dedico al campo pero la crisis nos afectó y tuvimos que tomar esta decisión pero por algo pasan las cosas”,dijo.

Agradeció el gesto de sus dos sobrinos quienes no lo dejaron solo y lo llevaron esta mañana al hospital general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here