Mientras que los tamaulipecos sufren de los estragos del huracán Hanna, con un Reynosa inundado, Río Bravo y Valle Hermoso Afectado, con canales, drenes y río a punto de desbordarse, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, recibió a quien desde el año pasado ha vino a agitar el Estado de Tamaulipas, Susana P.

El presidente lo hace en los momentos más complicados que tiene la entidad, con un río Bravo desbordado, donde ha comenzado afectar puentes internacionales como el de Reynosa y amenaza con perjudicar la estancia de los migrantes en el campamento en Matamoros, quienes corren peligro porque no se quieren mover.

La fotografía publicada por Susana P. en sus redes sociales no solo comprueba lo que se dijo desde el inicio de su famoso movimiento 20-32, sino se comprueba, pero no solo eso, sino que también está probando lo poco importante que es para el presidente de México Tamaulipas, entidad que más aporta recursos en impuestos a nivel nacional.

Esta situación pasa cuando Tamaulipas más necesita de la ayuda del Gobierno Federal con los recursos de FONDEN, que el mismo presidente desapareció.

Pero además el estado de emergencia que se vive en Reynosa, donde cientos de familias se quedaron sin casa debido a las inundaciones, pero para el presidente su prioridad fue recibir a su agitadora favorita.

El descaro tanto del presidente como de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; así como la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde de quienes siempre se dijo que estaban detrás de la abogada de Ciudad Juárez, por lo que ahora ya fue comprobado sin que quede la menor duda.

Tal vez fue extraño que esta reunión se hiciera pública, porque estaríamos pensando que desde aquel movimiento que se armó el año pasado, estas reuniones eran constantes, sin embargo, los actores no publicaban nada.

Lo que si nos queda muy claro es que a López Obrador le interesa todo lo que le haga daño a Tamaulipas, porque hace unas semanas los campesinos llevaron a cabo bloqueos de carreteras y puentes internacionales para pedir un mejor precio del grano que ellos producen y que es reconocido a nivel mundial, pero no les hizo caso.

El gobernador del Estado, Francisco García Cabeza de Vaca ha solicitado recursos para poder enfrentar la emergencia sanitaria del covid-19, ya que los gastos son propios y hasta el momento la respuesta ha sido nula.

Sin embargo, una abogada, que hizo que se perdieran más de 5 mil empleos en Matamoros, que los empresarios tuvieran incertidumbre en invertir en la entidad y que su movimiento estuvo a punto de extenderse a Reynosa, si fue recibida para platicar de su detención por ser “presa política”.

Tal vez esta reunión se hizo pública, ya que las cosas le salieron mal a la abogada y sus jefes del Gobierno Federal, puesto que al ser detenida, no puede pisar Tamaulipas y esto es una sentencia que ella misma aceptó dentro de la carpeta de investigación que le abrieron.

La decisión de que no puede estar en Tamaulipas, ni litigar en Matamoros es la que ella misma decidió al salir del Penal de Tamatán, por lo que no hay otra, esta sentencia ya está dada y no se tienen alguno otro término legal de apelación, ya que es algo que ella misma aceptó dentro de los delitos que se le imputaron.

Es decir, que así vaya con quien vaya, se reúna con quien se reúna, la sentencia que ella misma firmó está dentro de lo estipulado por las leyes de Tamaulipas, por lo que el único que le puede otorgar el perdón es el gobernador en turno, que en este caso es Francisco García Cabeza de Vaca, por lo que claro está esto no sucederá.

Tal vez sea frustrante para la abogada que se haya reunido con el Presidente Andrés Manuel López Obrador, pero que no pueda pisar las tierras tamaulipecas y mucho menos Matamoros, donde dice tener su coto de poder a base de aprovecharse de los obreros que incluso algunos todavía no encuentran trabajo.

🔵POR AQUÍ Y POR ALLÁ

Pese a que fue criticada por medio de algunos regidores del Ayuntamiento de Reynosa que la alcaldesa Maki Ortíz no salía a las calles ante la contingencia del huracán Hanna, lo hizo hasta altas horas de la noche pese a su discapacidad lo que sin duda habla bien de ella, lo único que falta es un buen esquema de drenaje pluvial…

Quienes se llevaron una buena impresión fueron el personal de la Junta de Aguas y Drenaje de Matamoros al desaguar en cuestión de horas las zonas bajas, claro que faltaron algunas cuantas ya que no todo puede ser perfecto…Hasta aquí la dejamos.

RETAZO

Dios los cría y el diablo los junta