El equipo médico utilizó cordones de zapatos para atar y cortar el cordón umbilical y controlaron el pulso del bebé con un reloj inteligente

Es bien sabido que las mujeres que tienen un embarazo avanzado no pueden viajar en avión por las posibilidades de que el parto comience en medio de un viaje.

Este Fue el caso de Lavinia Mounga, quien abordó un vuelo de la Aerolínea Delta desde Salt Lake City, Utah, con destino a Honolulu, Hawái el pasado 28 de abril de 2021.

Afortunadamente para ella su bebé, el doctor Dale Glenn y las enfermeras Lani Bamfield, Amanda Beeding y Mimi Ho, viajaban en el mismo vuelo.

Así la madre tuvo asistencia médica especializada durante el parto de Raymond, su bebé prematuro ya que las enfermeras perteneces a la Unidad Neonatal de Cuidados Intensivos del Hospital North Kansas City.

Debido a que en un vuelo no hay equipo especial para el parto de un bebé, las tres enfermeras y el médico lograron con creatividad ayudar a la mamá a dar a luz a su bebé.

El equipo médico utilizó cordones de zapatos para atar y cortar el cordón umbilical y controlaron el pulso del bebé con un reloj inteligente.

“Todos intentamos trabajar en un espacio muy pequeño y confinado en un avión, lo que es bastante complejo. Pero la labor de equipo fue genial” Dr. Dale Glenn

En el aeropuerto de Honolulu un equipo médico esperaba a la nueva madre y a su bebé para llevarlos al hospital Kapiolani Medical Center for Women & Children.

Las enfermeras que atendieron el parto visitaron a Lavinia Mounga y a su bebé en el hospital el 30 de abril para despedirse de ellos.

“Todas lloramos, (la madre) dijo que éramos familia y que todas somos sus tías, y fue fantástico verlos” Enfermera Mimi Ho

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here