Gran trauma vivió el menor Mario N., cuando se bañaba en la playa y un policía estatal lo sacó para subirlo a la patrulla en Matamoros en medio de un pleito legal por su custodia.
Se trata de un asunto de custodia en el que el menor lleva la peor parte pues después de estar viviendo con su papá Américo Simón por meses este domingo fue arrebatado por policías estatales en la Playa Bagdad.
Sin tener una orden judicial de por medio y a petición de la madre del menor Gabriela Aquino los uniformados subieron al Niño quien no dejaba de llorar y lo llevaron a la Barandilla Municipal.
Desde finales de mayo Gabriela fue denunciada por su ex pareja Américo Simón de maltratar al menor junto con el padrastro de nombre Macario Salazar.
El niño le dijo a su padre cómo era golpeado por los dos y le pidió vivir con el, dando inicio a un entrincado caso judicial que se lleva aún en los juzgados familiares.
Sin embargo Gabriela al andar en la playa hoy y ver a la familia de su ex consiguió que los policías estatales intervinieran a su favor y se llevaran al Niño.
Corresponde al sistema DIF revisar el caso, defender la integridad del niño para que no vuelva a ser maltratado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here