El alcalde Mario Alberto López Hernández y el Mayor de Brownsville, Trey Mendez acordaron este miércoles seguir impulsando acciones conjuntas para disuadir a los residentes y ciudadanos del vecino estado de Texas que se abstengan de cruzar la frontera, esto, ante la grave situación que se vive en las dos ciudades a causa del COVID-19.

En la videoconferencia, el Presidente Municipal dijo que en esta frontera se hace un esfuerzo para contener la propagación del virus, sin embargo agregó, se sigue dando mucha movilidad de familias de Texas que cruzan a Matamoros, lo que pone en riesgo la salud para las familias matamorense y para las de Brownsville.

Al respeto Trey Mendez explicó que el aforo de peatones que diariamente cruzan la frontera disminuyó, sin embargo en vehículo continúan cruzando hacia Matamoros.

En ese sentido, ofreció a López Hernández reforzar las campañas de difusión para disuadir a las personas a que eviten cruzar la frontera, ante el grave riesgo que representa el COVID-19 y que pudiera seguir aumentando el contagio entre las personas de las dos ciudades.

El Presidente Municipal de Matamoros indicó que se espera de una respuesta por parte de la federación para que se apliquen medidas de restricción a los residentes y ciudadanos del vecino país, esto, en virtud de que muchas de esas personas cruzan la frontera a comprar medicamentos porque en el lado mexicano les resultan más económicos.

Cruzan también añadió, a consulta médica porque también es más económico, o bien a comprar productos de la canasta básica; sin embargo agregó, esas no son actividades esenciales porque las pueden realizar también en Brownsville o en el Condado.

López Hernández consideró que en estos momentos solamente debe darse la movilidad para una cuestión esencial como lo es el trabajo, pero no para visitas a familiares o a las actividades antes mencionadas.

Las dos autoridades coincidieron al señalar que en ambas ciudades la atención hospitalaria ya se encuentra en el límite, motivo por el cual, se pedirá a las familias de las dos fronteras a que actúen con responsabilidad, que cumplan con las medidas sanitarias y que eviten en lo máximo la movilidad para contener el avance del invisible y letal virus.

En videoconferencia el alcalde Mario Alberto López Hernández y el Mayor de Brownsville, Trey Mendez  acuerdan seguir trabajando en forma conjunta para contener el COVID-19 en las dos ciudades.

Por Medios Digitales Frontera S.A. de CV./Julia Antonieta Le Duc González

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here