Por José Román Acuña

Dos artefactos explosivos de fabricación casera fueron detonados contra la fachada del colegio Juvenal Rendón en el Centro Histórico de Matamoros.


El dorado sello del plantel privado ubicado en Siete y Bravo recibió el impacto de los explosivos sin que se reportaran víctimas por el percance.

La Dirección de Protección Civil procedió a acordonar el área de estacionamiento y dar comienzo a las investigaciones.


Se trata del quinto ataque con explosivo de este tipo ocurrido en lo que va del 2018, antes dos iglesias católicas y vehículos particulares fueron alcanzadas por los bombazos en hechos no clarificados.

Por su parte la dirección del colegio, en un afán de tranquilizar a los padres de familia, a través de sus redes sociales desmintió que el ataque haya ocurrido adentro del plantel, sin embargo las indagatorias continúan por parte de la Procuraduría de Justicia de Tamaulipas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here