El presidente Andrés Manuel López Obrador defendió las nuevas medidas de la Ley General para el Control del Tabaco que entraron en vigor el pasado domingo que, entre otras cosas, prohíben fumar en espacios públicos.

“Tenemos que hacer todo lo que ayude a prevenir enfermedades, y si está demostrado que el tabaco afecta a la salud, pues las medidas que se tomen ayudan en un buen propósito”, dijo durante la mañanera de este martes en Palacio Nacional.

López Obrador reconoció que la medida ya causó inconformidad porque, dijo, afecta los bolsillos de la industria tabacalera, principalmente, y de negocios que distribuyen y venden los cigarros.
Cabe señalar que la Coparmex en la Ciudad de México rechazó la implementación porque acusa que provocará una afectación económica a los pequeños comercios que venden cigarros y es una violación al derecho de los consumidores adultos a decidir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here