Para los priístas de Matamoros, mucha parte de la derrota de Jesús de la Garza Díaz del Guante en búsqueda de la reelección la tuvo el candidato a la diputación federal por el IV Distrito, Anto Tovar Martinez, quien fue pulverizado en las urnas y obtuvo la peor votación del tricolor en los últimos 20 años.

Los números son contundentes, Anto con sus apenas 26 mil 213 votos cayo redondito ante dos mujeres: Adriana Lozano Rodríguez que alcanzo la victoria y un curul en el Congreso de la Unión con 51 mil 949 votos, y Verónica Salazar Vázquez que logro  47 mil 680 votos que ubican al PAN como segunda fuerza electoral en el distrito.

Pero aún hay mas, esos 26 mil 213 votos no representan ni la mitad de los 53 mil 283 que Jesús de la Garza obtuvo en la elección federal del 2015 y están lejos también de los 54 mil 472 que Yanín García Delgado obtuvo en el 2012, y a los que habría que sumar 11 mil 298 que se anularon porque los votantes sufragaron por la Alianza PRI-Partido Verde dos veces.

 

Anto, a sabiendas de que no fue capaz de sacar la mitad de los votos de Chuchín y de Yanín, ni tardo ni perezoso el mimos lunes 2 de julio reconoció su derrota en redes sociales:

“Se hizo un gran esfuerzo, pero la tendencia nacional y la voluntad de los ciudadanos no nos favoreció… Algunas batallas se ganan, de otras se aprende”.

Derrotado, Anto se incorporo al Congreso del Estado para cobrar como diputado local y reponerse del golpe recibido, sobre todo a su ego, un ego que le impidió hacer una campaña efectiva para sumar votos al PRI, y en el que represento, como los números lo indican, un lastre en la campaña de Chuchín.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here