Tal y como lo habían adelanto, un numeroso grupo de migrantes hondureños dejo el campamento del Puente Nuevo y camino en caravana hacia el norte buscando ingresar a Estados Unidos.

Eran las 00: 27 minutos y en alerta, cuando caravana de 300 hondureños avanzo hacia los limites de México y Estados Unidos  con la exigencia de que Estados Unidos les apruebe su solicitud de visa humanitaria.

Los extranjeros, que tienen en la frontera algunos meses salieron del campamento migrante a la medianoche y caminaron en grupo hacia el punto donde  donde ya eran esperados por agente del CBP (Inmigración y Aduanas) provistos de esquivos antimotines y con los portones cerrados.

Migrantes que exigieron con gritos , cantos y oraciones el ingreso a Estados Unidos encontraron un no como respuesta y la amenaza de los agentes de usar la fuerza pública para detenerlos. 

Ante la negativa de las autoridades de Estados Unidos, los migrantes, originarios de Honduras principalmente, se sentaron y acostaron en el cruce anunciando que habrían de permanecer hasta obtener una respuesta positiva.

Durante la madrugada la situación fue tensa y con el paso de las horas se puso aun peor ya que los migrantes ignoraron las peticiones de desalojo que les hicieron autoridades de Caminos y Puentes Federales, CAPUFE, del Instituto Nacional de Migración, INAMI y del Ayuntamiento de Matamoros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here