PROCESO.- Aunque lograron un recorte aproximado de 30% en los recursos que se entregan a cada grupo parlamentario, los cuales han servido para “pagar” favores a diputados “bien portados”, los integrantes de la 64 Legislatura no cumplieron con la promesa de bajarse el sueldo.

Pese a la disminución, con la suma de salarios y apoyos parlamentarios, cada diputado costará a la ciudadanía, el próximo año, 3 millones 569 mil 766 pesos. Un gasto insultante si se compara con los 43 mil 200 pesos que ganaría una persona que perciba el salario mínimo, si es que aumenta a 120 pesos por día.

En la anterior Legislatura un diputado costaba 4 millones 116 mil 180 pesos, de manera que los actuales representantes en San Lázaro sólo ahorraron 546 mil 414 pesos por cada uno de ellos en 2019.

De acuerdo con el convenio del Comité de Administración firmado por todos los partidos políticos el pasado 25 de septiembre, los legisladores seguirán ganando 75 mil pesos ya sin impuestos y mantendrán su bolsa adicional de 75 mil más para “asistencia legislativa” y “atención ciudadana”, lo que dará un total de 150 mil pesos al mes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here