24 HORAS.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó que las banderas de todos los edificios federales ondeen a media asta como muestra de “solemne respeto” a las víctimas de la matanza anoche en un bar de la localidad californiana de Thousand Oaks en la que fallecieron trece personas, incluido el atacante.

“Como muestra de solemne respeto a las víctimas del terrible acto de violencia perpetrado en Thousand Oaks (California), el 7 de noviembre de 2018 (…), ordeno que las banderas de EE.UU. ondeen a media asta en la Casa Blanca y en los edificios públicos”, señaló el mandatario en una proclamación oficial.

Esta orden también afectará a las instalaciones militares y las delegaciones diplomáticas estadounidenses repartidas por el mundo.

El estandarte de EE.UU. deberá ondear a medio mástil hasta que caiga el sol.

A primera hora de la mañana, Trump recurrió a su cuenta personal de Twitter para transmitir sus condolencias a las familias de las víctimas y para alabar el trabajo policial.

El incidente tuvo lugar en la noche del miércoles, sobre las 23.20 hora local (07.20 GMT), cuando el supuesto atacante, identificado como Ian David Long, de 28 años de edad, entró en el bar Borderline en Thousand Oaks y comenzó a disparar sobre la multitud.

Antes los medios locales habían adelantado que el presunto autor de la matanza tenía 29 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here