Por segundo año la pandemia ocasiono que el legendario cantautor de Martamoros Rigo Tovar se quedara sin aplausos, este lunes estaría cumpliendo 75 años.
Con una guardia de honor en el monumento ubicado en Carretera Reynosa y Primera de Mayo se recordó al ídolo de multitudes, el único capaz de reunir medio millón de personas en el lecho del Río Santa Catarina de Monterrey.
Lejos de otros festejos con música, familiares y amigos, así como fanáticos, se trató de una reunión modesta en donde se destacó el legado musical del autor de Mi Matamoros Querido, El Sirenito y Mi amiga, mi esposa y mi amante, entre otros éxitos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here