Nació con la espina bífida y los médicos no le daban grandes pronósticos de vida: hoy Daniela Torres Alvarez tiene ocho años, cursa el tercero de primaria y es una entusiasta defensora de los niños discapacitados.

En entrevista con las reporteritas Renatta y Valeria de Radio Frontera, la pequeña afirma que al crecer buscará ser cantante o policía, que le encanta el genero de banda y que su mamá la lleve al parque, y en especial al área de juegos de niños especiales con que se han equipado espacios en el Laguito y la Rotonda.

Con éxito, Daniela se sobrepone a su discapacidad y se dedica a defender los derechos de los niños con capacidades diferentes, haciendo las veces de portavoz para el sistema DIF Matamoros.

«Lo primero es enseñar a los adultos a respetar, que no se estacionen en los cajones especiales, porque nuestros papas batallan mucho para bajar nuestras sillas de ruedas».

A su corta edad, lamento que en los mas pequeños tampoco exista respeto y sin contar con discapacidad hagan uso de juegos especiales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here