Ramon Espinosa diseño un material para construir casas amigables con el medio ambiente, ademas, son 30% mas economicas.

Una casa hecha de manera convencional que vale un millón de pesos; puede costar, si es construida con madera plástica, hasta 30 por ciento más económica

Aunque, si la casa se equipa para captar energía solar, a fin de reducir el consumo de gas y energía eléctrica, el precio podría bajar 10 por ciento adicional; y si hay algún convenio con alguna institución educativa o universidad para la recolección de plástico, el costo podría decrecer hasta 50 por ciento.

A partir de plástico reciclado, creadores mexicanos diseñaron un material para construir casas amigables con el ambiente, además, son 30 por ciento más económicas y resistentes a sismos.

Ramón Martín Espinosa Solís, ingeniero mecánico eléctrico egresado de la Universidad de Guadalajara (UdG), desarrolló ese material con el que construyó una casa que no requiere de mantenimiento, aire acondicionado o calefacción, para ofrecer una buena calidad de vida a sus habitantes.

El tiempo de construcción de una casa de 50 metros cuadrados puede durar entre tres y cuatro semanas, mientras una hecha con materiales convencionales se construiría en un tiempo de tres a cuatro meses.

Las placas de plástico que se emplean para la construcción de casas están hechas a base de plásticos como botes de champú, botellas de leche o sillas rotas. Se estima que pueden durar hasta 100 años, comparado con la vida de una casa convencional que es de 50 a 70 años.

Además, de acuerdo con el desarrollador, es más resistente a movimientos sísmicos, debido a que es flexible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here