ABC.- La semana pasada, la Escuela Católica St. James en Torrance, California, anunció que la Hermana Margaret Kreuper y la Hermana Lana Chang «estaban involucradas en el uso personal de una gran cantidad de fondos escolares». Ambas monjas eran exempleadas escolares – Kreuper era la directora y Change fue maestra -, según informó Daily Breeze.

Un abogado de la escuela afirmó que las hermanas habían gastado parte de la enorme suma en viajes para jugar: «Sabemos que tenían un patrón de ir a casinos, y la realidad es que utilizaron la cuenta como su cuenta personal». Las autoridades fueron informadas sobre el presunto robo de la pareja después de que la iglesia realizara una auditoría de rutina antes de la jubilación de Kreuper después de 28 años en la escuela. Kreuper se mostró «muy nerviosa y ansiosa» por la revisión financiera y le pidió al personal que modificara los registros fiscales, dijo el monseñor, Michael Meyers.

Meyers le dijo a un auditor interno de la archidiócesis que «algo estaba mal» y que un auditor forense independiente fuera llevado para una revisión más profunda. Fue entonces cuando los auditores descubrieron una cuenta bancaria de la iglesia «olvidada por largo tiempo» que solo Kreuper y Chang conocían. Kreuper, quien manejaba los cheques de matrícula de la escuela, había estado depositando una parte de los cheques en la cuenta secreta desde hacía diez años.

«Cuando el auditor habló con la hermana Mary Margaret, ella reconoció que había estado cogiendo dinero», explicó Meyers. La revisión interna encontró que las monjas habían utilizado la mayor parte del dinero como «ganancias personales».

Tras la investigación, la archidiócesis anunció que no presentaría cargos, aunque las monjas fueron trasladadas a conventos diferentes y separadas. La abogada de la archidiócesis, Marge Graf, dijo a los padres que la decisión se tomó porque la orden de las monjas, las Hermanas de San José de Carondelet, acordaron reembolsar la cantidad total supuestamente malversada e imponer «sanciones severas» a la pareja.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here