Cansada de los esporádicos robos de José Arellano, primo de su esposo, a la señora Flor Ramirez el delincuente le colmó la paciencia cuando cargó hasta con su adorado Bruce, el perro de la casa, cruza de Pastor Belga y Husky.

La dama afirma que durante mucho tiempo soportó que el primo de su marido se llevara algunas objetos valiosos de su vivienda en la colonia Sección 16, incluso la moto eléctrica de su nieta, pero ahora que sustrajo el perro no está dispuesta a admitirlo pues quería mucho al animalito.

“Ahora quien sabe donde estará porque seguro no se le quedó, lo vendió, no tiene ni para comer el menos para darle al Bruce solo espero que la familia que lo haya comprado lo tenga bien y si es posible que me lo regresen”.

La afectada envía la foto del ladrón a la espera de que las personas que le compraron la mascota, lo identifiquen y se lo regresen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here