El redes sociales circula el video del momento en que la gerente de un restaurante de comida mexicana ubicado en TexasEstados Unidos, fue atacada por una furiosa clienta que argumentaba que su sopa picante estaba tan caliente que el plástico de la tapa se había derretido sobre su comida.

La comensal, fuera de sí, encaró en la caja del establecimiento a la joven y le reclamó, por lo que ésta le ofreció un reembolso completo por el «detalle» en su recipiente de menudo y otra porción sin costo; sin embargo, algo parece molestarle a la agresora y le lanzó la sopa hirviendo en la cara.

Acto seguido, la mujer deja el recipiente en el mostrador y le dice a su acompañante que se vayan. La gerente del restaurante, identificada como Jannelle Broland, de 24 años, se limpia la cara y sale detrás de ellos, junto con otras personas.

En entrevista con el Daily Mail, la joven contó que el hecho fue traumático y desgarrador, pues no lograba concebir cómo alguien podía atacar horriblemente a otra persona y después reírse.

Jannelle relató que no tuvo lesiones de consideración, aunque la sopa picante estaba hirviendo. Dijo que tras el ataque fue corriendo al baño y comenzó a limpiarse, ahí una amable mujer la secó con toallas de papel, en tanto, una de sus compañeras del restaurante se quitó la blusa y se la dio, mientras ella se dejaba sólo la sudadera.

De acuerdo con la víctima y la grabación que ya se hizo viral en redes sociales, los hechos ocurrieron el pasado 7 de noviembre en el restaurante El Sol de Jalisco, en Temple, Texas. Jannelle explicó que primero la mujer la llamó furiosa para decirle que su sopa picante tenía plástico y ella le ofreció una disculpa por el incidente.

Sin embargo, la señora la interrumpía cada vez que la gerente le ofrecía el reembolso y una nueva porción del producto; «estaba inconsolable, parecía no querer nada, solo reprenderme» dijo. Luego simplemente se acercó al mostrador, le volvió a reclamar y fue cuando le lanzó la sopa caliente en la cara, «se sintió como si me hubieran rociado gas pimienta», agregó.

Luego de que la agresora huyera con su acompañante, Jannelle fue a limpiarse al baño y cuando salió, vio que los demás comensales tomaron fotos y videos del auto de la mujer. Al poco tiempo llegó la policía, le explicó lo sucedido y presentó una denuncia por el ataque. De hallar a la responsable, ésta podría enfrentar cargos, de acuerdo con las leyes de Texas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here