Por Renato Zamudio

Una omisión por parte de la Presidencia Municipal de Reynosa cobro la vida de una madre de familia.

Se trata de la señora Martha Rodríguez quien se desempeñaba como coordinadora de Secretaria de Desarrollo Social de la administración de Maki Ortiz y quien al sentirse  enferma pidió permiso para poderse retirarse a su casa, pero esa oportunidad le fue negada.

Trascendió que el supervisor a quién califican como una persona prepotente y engreído no le concedió el permiso para irse a su casa y por no atenderse a tiempolamujer perdió la vida.

Los problemas sin duda empiezan también en esa dependencia municipal cómo ya sucedió en Protección Civil.

Resulta que en este departamento de enlace social trabajan al menos 75 Coordinadores, y la señora Martha convivió con muchas personas porque aún enferma estuvo laborando en el auditorio municipal, donde convivió con muchas personas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here