lavoz

¡Vaya regalo de fin de año que le dieron a México los legisladores y el ejecutivo: aumento a la gasolina! Sin embargo, en su tiempo anunciaban con bombo y platillo que las reformas estructurales traerían grandes beneficios a la población, burdas mentiras de campañas para conseguir el voto ciudadano, estos nuevos “Santa Annas” vende patrias con dichas reformas han entregado al país para que la banca mundial y socios que lo acompañan se apoderen legalmente del territorio al entrar como socios de los recursos naturales de México.

Como todos sabemos es la Reforma Educativa que se le está cayendo a pedazos al ejecutivo ante la resistencia magisterial, también porque el gobierno no tiene la capacidad para cumplir en la infraestructura, la evaluación, en los concurso de plazas, la de energía, la hacendaria; pues la dichosa reforma hacendaria sólo sirvió para aumentar la gasolina, pero su real objetivo de imponer a la gasolina un aumento del 20 por ciento es para tener dinero en la candidatura del 2018, todo un juego maquiavélico de la casta política que hace que el pueblo pague la campaña del próximo candidato del “PRIAN” para seguir en el poder, no olvidemos la Reforma política que está buscando que sólo haya dos partidos como en Estados Unidos de Norteamérica donde la oligarquía es dueña de los Republicanos y Demócratas los cuales cambian de poder cada 8 años o sea dos periodos de cuatro años, por eso la llegada del torpe Trump.

Con dicho aumento a los hidrocarburos subirá también el costo del transporte, la canasta básica en prejuicio del ciudadano, cosa que a la oligarquía no le interesa porque ellos usan el dinero de los impuestos para pagar sus gastos. Recordamos los slogan de Peña Nieto donde le vendía al ciudadano común las bondades de sus reformas, decía que bajarían los precios de la luz, gasolina, gas; puras mentiras, hoy se vive con el incremento a la gasolina aunque hay gobernadores que presumen que cuando eran senadores ellos votaron por esas reformas que al finalizar el año le están cobrando ese voto que les otorgaron a esta bola de corruptos que hoy nos mal gobiernan ese golpe bajo hacia la clase trabajadora nos da una idea de cómo nos ve la oligarquía, con menosprecio, porque la realidad es que los que gobiernan en México son los que impusieron a Enrique Peña Nieto, ni siquiera la clase política tiene algo que ver en lo que está pasando en el país, el ejecutivo y los legisladores sólo acatan lo que impone la oligarquía internacional o sea la banca Sionista. Ahora entendemos esos súper bonos para los legisladores, fue su premio por aprobar dichas reformas en contra de la sociedad ya lo cita Paulo Freire “el capataz se vuelve más cruel que el amo explotador”.

El alza de los combustibles sólo traerá un aumento en todo para iniciar un 2017 con más hambre y pobreza debido a que al incrementar la gasolina se hace un espiral de aumento en todos los servicios, así como los alimentos, un golpe despiadado para la clase trabajadora. ¿Qué explicación nos darán esos buitres de la cámara de legisladores y el ejecutivo? parásitos de la sociedad, ante el incremento de la gasolina, incluso la gasolina que vende PEMEX en Estados Unidos es más barata que la que actualmente se vende en México, ¿por qué si somos un país que tiene mucho petróleo es más caro que en países que no tienen?

Con todas estas reformas contra el pueblo le dan la razón a López Obrador cuando en el 2012 dijo que Peña Nieto entregaría al país a los extranjeros directos al despeñadero ¿cómo podrán los partidos opresores pedir el voto ante tanta mentira de campaña? la clase gobernante debería entender que estamos en la era cibernética y que sus robos, corrupción y su falta de palabra se conoce en segundos, estos políticos siguen viviendo en el pasado tan absurdo, como el presidente municipal que acaban de acusar de robo y con todo el descaro del mundo dijo: sí, pero fue poquito; ¡vaya cinismo! y sigue en el poder.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here