Lo ocurrido en Nuevo Laredo, donde se acusa a policías estatales de ejecutar a 8 personas, no es tan diferente de lo que pasa en Matamoros, donde también se ha involucrado a los agentes en diferentes abusos.

La regidora Vilma García de Seguy, señalo que es hora de poner un alto a tales excesos.

«Hay situaciones donde es una burla a la ciudadania  y como presidenta de la comisión de derechos humanos del cabildo para que se tomen en cuenta a los ciudadanos cuando hacen su queja o su señalamiento».

A decir de la edil es importante que se tome en cuenta cuando una persona pone una queja contra algún elemento de autoridad.

«Queremos que si no nos escuchen que sea tomada en cuenta este tipo de detalles, es momento de hacer un alto en el camino, porque hay un abuso que estamos viendo muchos, esto es un llamado a hacer las cosas de manera correcta».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here