Bomberos atendieron el llamado de incendio en el número 96 de la calle San Juan donde sus dueños salieron y dejaron el aire acondicionado prendido, donde se originó el cortocircuito.

Debido a que no había nadie en el domicilio los tragahumo forzaron la entrada y así pudieron sofocar las llamas que acabaron con los muebles de una recámara.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here