parasuarchivo

RAFAEL GONZÁLEZ BENAVIDES, gerente del PRI, y EGIDIO TORRE CANTÚ, subgerente de Peña Nieto en Tamaulipas, no supieron, o saben pero eluden la GRAN RAZÓN del compromiso en el cuarto aniversario luctuoso del amigo RODOLFO TORRE y su comitiva. Lo que los tamaulipecos esperaban escuchar es que en memoria de Rodolfo, se hará el esfuerzo para que los candidatos priistas ganen las elecciones federales que vienen. PORQUE ya sabemos que prometer que se sabrá y se aprehenderán a los asesinos intelectuales, es algo muy tenebroso. Diría el honrado YARRINGTON, plagiando al poeta ALBERTO CORTEZ «porque Egidio sabe, bien que sabe«. El ex gober EUGENIO, en noviembre de 2009, prometió en el marco de una ceremonia de campesinos tricolores, «pronto, muy pronto sabremos quién asesinó a mi amigo RODOLFO«. Y la PGR hizo mutis, ésta era una gigantesca declaración y las autoridades no mandaron a Eugenio una orden para que dijera lo que sabía. Que alguien nos explique por qué no.

PERO en esta colcha gubernamental, fabricada con diferentes parches, Egidio y sus asociados locales, son una generación que habla en primera persona, o más bien, monologa, sabiendo en su interior que lo  que mueve su ánimo es el riesgo y la avaricia, que han precipitado tontería tras tontería en una región insegura al mil por ciento, con desastre económico y humano.
NUNCA en tan poco tiempo un gobernador hizo tanto daño a muchos.

Porque hasta el gris AMÉRICO VILLARREAL, o el amargado EMILIO MARTÍNEZ (q.e.p.d) , disimularon sus pillerías llevando algo de obra social a los 43 municipios. TOMÁS YARRINGTON, el prófugo, y EUGENIO HERNÁNDEZ, el timorato, jugaron a ser agentes del cambio; el primero robó más, y procuraba dejar migajas grandes a quienes rendían pleitesía. DE MODO que volviendo al cuarto aniversario luctuoso referido líneas arriba, ¿se atreverá el PRI de Egidio a prometer victorias? ¿a cantar que van por la revancha eletoral? EL PAN sigue frotándose las manos; con todo y sus errores, saben que todo es cuestión de tiempo. El PRD y los otros partidos-confeti con vivir dentro del presupuesto de dan por bien servidos.

Así como se ve, parece que el subgerente EGIDIO (en medio del caos donde continúan las carreteras inseguras, y si los delincuentes tienen que matar policías federales, simplemente lo hacen) él se mueve bajo una tesis: el tiempo es oro, pero el oro todo lo compra, incluso el tiempo. La otra tesis: Egidio y su tropa piensan que la vida al fin y al cabo es suerte, que hunde o rescata a los especuladores. En ese lodo se baten. Tercera tesis: la arrogancia priista de esta región baila con la cumbia de «las cosas duran hasta que duran, las pesadillas son parte del sueño, y luego todo acaba, es ley inexorable.

En día lunes antes del mediodía ejecutaron a Rodolfo y su comitiva, y en un lunes de este mayo, antes del mediodía, en el primer piso de Palacio Estatal se escuchó una detonación de arma de fuego: en el baño de la oficina de la jefatura de departamento de la Secretaría de Finanzas encontraron el cuerpo ensangrentado de RAMIRO MARTÍNEZ Higuera. La Procuraduría General de Justicia confirmó el deceso del servidor público de 48 años que fue secretario particular de Miguel Ángel González Salum, durante su paso por la alcaldía de Ciudad Victoria y que ahora es el tesorero del Estado. El coordinador general de Comunicación Social GUILLERMO Martínez García, informó que las primeras investigaciones apuntan a que el funcionario se suicidó. Y LUEGO NADA de nada. Me cuentan mis corresponsales en Victoria que eso era el espanto que faltaba, que alguien se suicidara en Palacio. De la oficina privada del gobernador se supo que varios jefes de departamento, subsecretarios y secretarios, entraron en la paranoia. En un gobierno de rumores e incertidumbres, la muerte pone un condimento infernal. Testimonio de una secretaria: «No sabes cuántas veces me desperté a medianoche, entre sudores, imaginando el momento en que alguien de los jefes vendría con pistola a encerrarse a un baño, y pegarse un tiro…ya quiero que se acabe este sexenio, y luego están los periodistas como chacales, preguntando, insinuando.«

Ayer domingo 29, en el partido mundialista, el jugador uruguayo EGIDIO ARÉVALO, luego de que su selección perdiera ante su rival colombiana y quedar eliminados de la justa, dijo ante cámaras:
«Me voy amargado, no logramos nuestros objetivos, allá lo que quieran contar y contarse cuentos para bobos». 
Vi el rostro descompuesto del Egidio sudamericano, y me vino a la mente la imagen del Egidio tamaulipeco. ¿Dirá algo parecido, o contará cuentos para bobos»

archivillegas@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here