Tiro por viaje, en los tres últimos fin de semana han muerto de forma violenta mujeres en Matamoros sin que la Procuraduría de Justicia de Tamaulipas haya presentado avances en las investigaciones en dos de los casos.

 

Al asesinato de Laura N., de 46 años, descubierto la tarde del domingo cuando su cuerpo putrefacto flotó en el canal de aguas negras de la colonia Obrera, hay que sumarle el de Karla N., de 32 y Sarahí N., de 30.

En total las tres dejaron 11 hijos en la orfandad y el dolor en sus familias que no logran explicarse como sucedieron los hechos. 

Primero fue Sarahí, trabajadora de Trico y cuyo cuerpo apareció colgado en el árbol de su casa, aunque autoridades quisieron señalar un suicido el hecho de que una soga o cuerda tuviera amarrada en el cuerpo una camisa masculina de su ex pareja y padre de cinco hijos, encendió las alertas de la familia que exige justicia.

Aunque el ex de Sarahí de nombre Ivan Eduardo fue detenido por agentes de la Policía Investigadora se confirmó su liberación horas después.

Karla N., recibió 15 cuchilladas en una casa de la calle Palma Sola en Palmares: dejó 4 hijos huérfanos y una estela de indignación en los familiares y vecinos que llegaron a ver su cuerpo sangrante.

Orlando, de 52 años y ex pareja sentimental de Karla fue visto salir de la casa y horas después su propio hijo lo entregó a las autoridades luego de que intentara quitarse la vida en un predio de la invasión 2 de agosto. 

Por último el canal de aguas negras escupió el cuerpo de Laura N., obrera de la maquiladora RobertShaw y cuyo cuerpo presentaba huellas de violencia y la ropa desgarrada como evidencia de un posible ataque sexual.

Su familia además de enfrentar el dolor de ver el cuerpo sin vida, también recibió malos tratos de agentes de la Policía Investigadora que los obligó a retirarse del lugar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here