Proceso- El presidente Enrique Peña Nieto causó furor en su visita al Macrocentro Comunitario San Bernabé, un espacio recreativo, cultural y deportivo de más de 3.2 hectáreas de superficie localizado en una de las zonas más pobres de esta capital.

Esto, mientras en varias entidades del país se realizan movilizaciones y protestas por el caso de los 43 normalistas desaparecidos en Guerrero.

Escoltado por un nutrido grupo de mujeres, el mandatario tardó 17 minutos en recorrer los 50 metros que lo separaban de la entrada al estrado. La demora ocurrió por la inusual demanda de selfies.

Y es que las mujeres reunidas desde las 10:00 horas se desbordaron en júbilo cuando Peña Nieto apareció a las 12:30 horas para inaugurar este espacio recreativo.

Desde su arribo a esta ciudad, Peña Nieto fue, literalmente, atrapado por las damas, quienes lo rodearon desde que descendió del helicóptero hasta el Macrocentro ubicado en el extremo norte de la ciudad.

El Ejecutivo federal se dejó querer. Complació todo el tiempo a las mujeres que querían su selfie. Él mismo tomaba entre sus manos el smartphone y accionaba el disparador ante la mirada nerviosa de ocho elementos del Estado Mayor Presidencial que establecían su primer círculo de protección

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here