El recinto cultural francés pedirá obligatoriamente el certificado de vacunación para las personas mayores de 18 años, quienes deberán esperar al menos dos semanas después de la inmunización para acudir al lugar turístico.

 

La Torre Eiffel de París reabrió este viernes sus puertas al público tras ocho meses cerrada por las restricciones por el coronavirus, y a partir del próximo miércoles será necesario presentar el certificado sanitario para la visita.

El monumento recibió a los primeros turistas a partir de las 12:45 horas (10:45 GMT) con un aforo reducido al 50 por ciento, especialmente en el uso de los ascensores, lo que supondrá unos 13 mil turistas al día.

Los 350 trabajadores de la Dama de Hierro han pasado ocho meses en paro parcial (ERTE), un récord para la imponente estructura que antes de la crisis acogía anualmente a más de 7 millones de visitantes, un 75 por ciento de ellos extranjeros, lo que la convierte en el monumento más visitado del mundo.

Desde que comenzó la reserva de entradas al público el 1 de junio, se han vendido unos 70 mil billetes para julio y agosto, la mitad de ellos a franceses, un 15 por ciento a estadounidenses y un tercio a europeos, con españoles e italianos a la cabeza.

Los británicos eran tradicionalmente los más numerosos entre los turistas extranjeros, pero ahora están ausentes a causa de unas reglas de viaje con las que en la práctica les resulta muy complicado hacer turismo en Francia.

A partir del 21 de julio, como todos los lugares públicos que acogen más de 50 personas, en Francia la Torre Eiffel exigirá a los visitantes mayores de 18 años la presentación de un certificado sanitario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here