En Houston, Texas, un padre asesinó a su hijo menor de dos años a golpes al frustrarse cuando le enseñaba a usar el inodoro. Fue sentenciado a 45 años de prisión.

Un padre de Houston perdió el control mientras trataba de enseñarle a su hijo de dos años cómo usar el inodoro.

La frustración del padre escaló a un nivel violento y comenzó a golpear al pequeño.

La golpiza fue tan brutal que el niño tuvo que ser trasladado al hospital con heridas graves en su cabeza y otras partes de su cuerpo.

El horrible incidente conmocionó a la comunidad de Houston después de que el pequeño no logró sobrevivir.

El niño Antonio Hicks Jr. murió días después de la golpiza que le dio su propio padre y todo porque el menor no estaba entendiendo el concepto de cómo usar el inodoro.

Este jueves se anunció que el padre de Antonio fue sentenciado a 45 años de prisión luego de haberse declarado culpable por la muerte de su hijo.

El incidente ocurrió hace un año en un complejo de apartamentos en el suroeste de la ciudad.

Antonio Hicks Sr. lleva un año encarcelado por el asesinato y ese tiempo le contará a su favor al cumplir su sentencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here