Por Víctor Rodríguez

Un grupo de madres de familia del Ejido Longoreño acudio a quejarse con el supervisor escolar, Héctor Manuel Morua en la Escuela Primaria Federal México Agrario Juan Aldalma.

Le dijeron al supervisor sobre las injusticias que esta cometiendo el director de la escuela Francisco I Madero de dicho Ejido, Carlo Arturo Rangel.

Este último negó la inscripción para el ciclo escolar 2018-2019 los hijos e hijas de las quejosas en esa institución escolar.

Se ignora el motivo de esta decisión, ya que Carlo Arturo Rangel no quiere dar la cara ante las madres de familia.

El supervisor prometio tomar cartas en el asunto y dar una salida al conflicto con las madres de familia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here