Al asistir a un encuentro con 230 trabajadores de Espacios Públicos, el alcalde Mario Alberto López Hernández reconoció el trabajo que han realizado desde el primer día de su gobierno, a la vez que los convocó a no bajar la guardia, a seguir trabajando, “porque el reto es grande queremos que Matamoros sea una ciudad limpia y con su apoyo sacarla del abandono en que la encontramos”.

En el marco de su visita hasta el lugar de trabajo de los jardineros, barrenderos, palmeros, maquinistas, podadores y carpinteros, el Presidente Municipal acompañado del secretario de Servicios Públicos, Guillermo Raúl Villasana Velázquez y de la directora de Espacios Públicos, Myria Zeldi Leal Guajardo plantaron un encino, en señal del inicio de una nueva etapa de crecimiento de esta ciudad.

A no bajar la guardia, convoca Mario López a trabajadores de Espacios Públicos.

Al dirigirse a los trabajadores, el Alcalde expresó “quiero decirles que vamos bien; ustedes representan una fuerza de lo que queremos hacer en Matamoros; queremos limpiarlo, recoger toda la basura que está tirada en la ciudad y entender que esta administración de aquí en adelante, hará todo lo posible por tener limpia la ciudad; estaba muy descuidada, pero vamos a trabajar junto a ustedes para resolver esta situación”.

Ahora agregó, Dios nos está dando la oportunidad de desempeñarme como Presidente Municipal, y quiero trabajar arduamente; quiero hacer bien las cosas para que Matamoros sea una ciudad limpia, en paz y tranquila como la queremos todos los que aquí nacimos y vivimos.

Enseguida les habló de los grandes proyectos que tiene para la ciudad, para los cuales, gestiona el apoyo de los gobiernos estatal y federal; “necesitamos una nueva planta tratadora de agua potable, un hospital materno infantil; cambiar por lámparas led, el alumbrado de Matamoros; el bacheo lo vamos a continuar hasta que la gente nos diga que ya quedan pocos baches; seguiremos pavimentando”.

Y ahorita que sembramos este árbol, significa que en Matamoros hay un cambio, una transformación que la gente quiere; los ciudadanos estaban cansados, por eso inicia la cuarta transformación con los propósitos de no mentir y no robar, pero sí, trabajar mucho por la ciudad para heredar un mejor municipio a nuestros hijos y nietos, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here