A pesar de las investigaciones que tiene la DEA en su contra y de su familia por el presunto enriquecimiento ilícito, el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca todavía siguen pensado en no solo ganar el  Congreso local para salir librado, sino en ser el candidato a la Presidencia de la República por el PAN.

Sin embargo sabemos que el caso que más le teme el mandatario estatal es el de Emilio Lozoya donde las mismas autoridades han mencionado que hay dos gobernadores involucrados  y uno de esos es Cabeza de Vaca.

Por ello no solo es un rumor, sino casi un  hecho que se estará enlistado para ser diputado federal por la vía plurinominal, con el fin de llegar a ser coordinador de la bancada Panista en la próxima legislatura en el Congreso de la Unión.

Esta estrategia no es para obtener un fuero, que ya fue eliminado para los políticos porque ni siquiera el Presidente de la República lo tiene, sino para poderse cobijar en ese cargo nacional, tener reflectores nacionales, pero además que Andrés Manuel López Obrador le piense dos veces poder actuar en su contra con las investigaciones que ya tiene la Fiscalía General de la República y el caso Lozoya.

Es decir:   No es lo mismo juzga a un gobernador, que a  un coordinador de la Bancada del PAN en el Congreso de la Unión.

Los reflectores nacionales en esos cargos sin duda son muy importantes, ya que todos los días los coordinadores de las bancadas tienen una relación con la prensa nacional, con el Gabinete Presidencial y por qué no decirlo hasta con el mismo presidente de la Nación.

¿De qué depende que Cabeza de Vaca sea el coordinador de los diputados federales Panista?

No solo dependerá de sus habilidades como político, que al menos en Tamaulipas ha dejado mucho que desear, sino de que tan arreglado tenga a Marko Cortés, el líder nacional blanquiazul en sus negocios tras bambalinas o lo tenga muy bien consentido con dinero de los tamaulipecos para que en un momento dado pueda “comprar” ese cargo nacional.

Sin duda no sería un error que Cabeza de Vaca dejara la gubernatura del Estado, sino un acierto para él si logra esa coordinación, lo que sentimos que ya se está preparando para hacerlo, sobre todo por los cambios que está haciendo y que se vienen en su administración.

Podríamos estar equivocados, pero con la llegada de Max Cortazar a la Dirección de Comunicación Social del Gobierno del Estado, con la salida de personal que estuvieron desde la campaña, sin duda esto nos indica que el nuevo jefe en ese sector se estará trayendo su gente desde la Ciudad de México para comenzar a mover la imagen, no del gobernador, sino del coordinador de la Bancada Panista en el Congreso de la Unión, pero con dinero del Gobierno de Tamaulipas.

Y esto lo está haciendo porque las invitaciones de priístas a las candidaturas a diferentes cargos de elección popular en el proceso electoral local no le está cayendo nada bien a los Panista, sobre todo quienes estaban en la fila desde hace muchos años para abanderar la causa.

Ante ello Cabeza de Vaca a pesar de su investidura de poder, podría estar sufriendo varios reveses de los mismos Panista, por lo que no se podría llamar traiciones, porque en este caso habría que interpretar quien traicionó primero.

Pero si a este conflicto, que el mismo gobernador ha provocado, le aunamos a que la marca de MORENA está muy bien posicionada en la entidad, Cabeza de Vaca está pensando en hacer esa estrategia porque sabe que corre el riesgo de perder el Congreso del Estado y varios cargos de elección popular.

En caso de que le salga todo bien, podría estar protegido, aunque deje el Congreso local en su contra, para continuar con su vida política hasta la Presidencia de México.

La única forma que podrían detener su carrera política es que el Gobierno Federal por medio de la Fiscalía General de la República actuara antes  o durante la solicitud de licencia o que la DEA formalizar su búsqueda.

Mientras tanto el gobernador sigue demostrando que por las buenas y por las malas tiene el poder en Tamaulipas y que el presidente López Obrador le sigue haciendo lo que el viento a Juárez.

POR AQUÍ Y POR ALLÁ

La inconformidad de los panistas en Tamaulipas debido a las asignaciones que se están haciendo desde Palacio del Gobierno podrían estar llegando hasta el Congreso del Estado porque algunos de los legisladores albiazules no querían la reelección sino un puesto de elección popular mayor, los cuales están ahora ocupados por priístas…  Ivett Bermea Vázquez, la diputada local por Matamoros se reporta lista para participar en el próximo proceso electoral como candidata a la alcaldía de Matamoros, por lo que si no hay cambios se estaría registrando esta semana en el Comité Estatal del PAN en Ciudad Victoria…  0 y van 3 con el tamaulipeco Héctor Garza González, alias “El Guasón” quien estará ocupando la Unidad de Administración y Finanzas de la Secretaría de Economía del Gobierno Federal, por lo que es el tercer cargo que ocupa en la 4T, primero oficial mayor de la Secretaría de Educación y luego el mismo cargo en la Secretaría de Gobernación, por cierto de estos cargos Tamaulipas no ha recibido ningún beneficio…  Víctor Ríos ya se registró ante el Comité Estatal del PRI como candidato a la diputación el distrito 10 en Matamoros, por cierto fue acompañado por distinguidos priístas de Matamoros por lo que hay apoyo…  Ya que hablamos de las candidaturas a las diputaciones locales, nos confirman que ya se armó el cuadro por parte del PAN, Héctor Escobar se estará reeligiendo por el distrito 10; Daniel Sampayo por el distrito 11 y Betty Salazar, (Hermana de Lety Salazar) por el distrito 12, mientras que se tambalea la candidatura a la diputación federal por el distrito 04 de Mónica González García después de que lo dimos a conocer de forma muy adelantada…  Por parte de MORENA no han filtrado muchos nombres, sin embargo es casi un hecho que el alcalde Mario López Hernández vaya por la reelección y así como Adriana Lozano por la diputación federal, mientras que el actual secretario de Bienestar Social, Alberto “Beto” Granados va por la diputación local en el distrito 12…  Que mal por el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca que a pesar de ser enemigos en las internas del PAN mantenga a José Julián Sacramento Garza exiliado en Nuevo León como representante de Tamaulipas, luego de que el ex senador y su grupo trabajaron en su campaña, trabajo que no hizo el actual gobernador cuando Pepe Sacramento fue candidato a gobernador. Por cierto Cabeza de Vaca con el equipo de Sacramento peridió todas las internas, por lo que es lógico que al enemigo hay que tenerlo cerca, porque lejos pueden hacer muchas travesuras…HASTA AQUÍ LA DEJAMOS.   RETAZO   Vaca quiere caparazón azul.