A lavacarros del fraccionamiento Molinos del Rey se le metio el diablo y azoto hasta causar la muerte a su hija recien nacida.

Jose Luis N., es el criminal de 19 años, que la tarde del jueves, teniendo bajo su cuidado a su hija Ana N., de 2 meses de nacida, al escucharla llorar sintio que la sangre le hervía y alzo a la inocente de su cuna para azotarla contra la pared y el suelo.

29025964_1744296145629271_966999727641985024_nFuera de si, con el cuerpo inerte de la criatura, la puso en una maleta para salir de la vivienda e irla a tirar en un monte ubicado a espaldas del fraccionamiento Los Presidentes.

Cuando la madre de la menor llego al domicilio en la noche le extraño no encontrar rastros de su esposo ni de la niña, pero sintio que desfallecia cuando observo manchas de sangre en el piso fue cuando llamo al número de emergencias 911.

Elementos de la Policía Investigadora llegaron a la escena y constataron las manchas hematicas en el piso asi como la ausencia del padre y de la menor.

Fue durante la madrugada cuando pudieron ubicar a José Luis N, que estaba escondido en un domicilio de la colonia El Caracol y quien al ser interrogado confeso el crimen además de llevar a los investigadores al paraje donde arrojo la mochila con el cuerpo de la bebita.

Ya en los separos de la Policía Ministerial del Estado, el homicida dio varias versiones en torno a los hechos, primero señalo que la niña se había caído, pero al hacerle notar que eran multiples las fracturas en el cuerpo, termino por confesar que la estrello contra el piso y la pared porque la menor no paraba de llorar.

Tras comparecer ante un juez de control, Jose Luis N., fue trasladado al penal del ejido Santa Adelaida

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here