PROCESO.-  Más de cuatro mil 500 migrantes amanecieron este viernes en la plaza central de Tecún Umán, un pueblo fronterizo con México, dividido en este tramo por el caudaloso Río Suchiate. Ahí, advirtieron los organizadores: “Hoy a las 12:00 del día, hayan llegado todos o no, ahí estaremos, para cruzar la línea”.

A seis días de que inició la “Caminata Migrante”, en San Pedro Sula, Honduras, muchos guatemaltecos y salvadoreños se han unido a este éxodo centroamericano que avanza hacia el norte, buscando –dicen– una mejor calidad de vida que los gobiernos de sus países no han sabido dar a sus gobernados.

Hoy amaneció nublado en Tecún Umán. Fue una noche de lluvia intensa, algunos pueblos vecinos de esta región sufrieron inundaciones. El Río Suchiate subió su nivel y el agua se puso más turbia.

“¡No somos asesinos, no somos criminales, somos trabajadores internacionales!”, “¿Porqué, porqué nos asesinan? ¡Si somos la esperanza de América Latina!”, corean con la macho en el pecho el himno nacional de su país. Ondean banderas entre la multitud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here