Por Rossy Morales

A regañadientes, el gigante corporativo Coca Cola a las 3:33 horas del viernes 5 de abril,  entregó 154 cheques a igual numero de trabajadores para dar terminada la huelga que durante 63 días mantuvo cerrada la embotelladora de la Avenida Prolongación Calixto de Ayala.

Fue entonces cuando Juan Luis Gaytan, líder de los ahora ex empleados que estuvieron en huelga, cortará la bandera rojinegra y dio por terminado un conflicto que llego a teñirse de sangre.

Ademas de su finiquito integro, al que no le quitaron impuestos ni la cuota sindical del SJOIIM, 140 recibieron otros beneficios sindicales que la firma les prohibió difundir al hacerlo firmar una clausula de confidencialidad.  

Trascendió sin embargo que se les cubrió una de las peticiones principales de la huelga: el bono de 32 mil pesos pero en la proporción del primer trimestre del añ., es decir 8 mil pesos, mas los 63 días no laborados al 60%.

Después se tanto desgaste, fue el miércoles cuando comenzaron las negociaciones entre la Empresa y los trabajadores huelguistas a través de su abogada Susana Prieto Terrazas y durante el jueves se llevó el protocolo de la negociación, que fue retirar las demandas de los trabajadores hacia la empresa y viceversa, después cada trabajador en grupos de 30 estuvieron acudiendo a un lugar donde estaba su abogada, el abogado de la empresa y un representante de la junta federal de conciliación y arbitraje en donde firmaron sus cheques de indemnización para dar por terminado la relación laboral.

Ya durante el viernes llegó la abogada Susana a la Empresa en donde los huelguistas recibieron por grupos los cheques y así pasar a retirar las banderas que fueron puestas el pasado viernes 15 de febrero.

Al grito de si se pudo, todos festejaron junto con la abogada quien agradeció a todos los que apoyaron a estos «guerreros», como ella los llamó.

La activista comentó que no se van a revelar los acuerdos del convenio entre la empresa y los huelguistas, pero aclaró que todos quedaron satisfechos.

Para la mañana del viernes la fabrica regreso a la normalidad con unos 500 trabajadores entre sindicalizados y de confianza integrandose a sus actividades tras una ausencia de 42 días desde que estallo la huelga total.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here