.
.

La verdad es lo importante…

.

Huye contadora ratera


Una defraudadora profesional resultó la contadora pública Monica Urquiza Monteverde contra quien se acumulan denuncias penales por estafar a personas de todos los estratos sociales.
Sin consideración está obesa mujer cuya profesión es contadora pública y ahora esta metida como funcionaria en la Aduana de Reynosa, se dedica a robar a incautos a los que asegura llevarles asuntos fiscales pero termina defraudando.
Sede de sus triquiñuelas fueran las oficinas de Eduardo González Barron, ubicadas en la calle siete entre Galeana y Allende, donde la defraudadora citaba a sus clientes para recibir dinero para impuestos que ella se agenciaba para gastarlo en su hijo y en mantener a su pareja en la ciudad de México.
22264657_1938603306380504_1043524873_n
Tal es el caso de la señora María del Carmen Reyes Nieto, comerciante, y quien durante un año estuvo entregándole mes con mes lo correspondiente a impuestos mensuales que la criminal nunca reportó ante las autoridades hacendarias.
Con la bandera de que es una mujer viuda y que su madre agonizaba de Cancer, Monica Urquiza estafo a decenas de personas sin tocarse el corazón.
 21106806_10155657587674710_1645526550063750332_n
Para hacerse de clientes, entre los que figuran profesionistas y negocios, Monica Urquiza contaba con la ayuda de Zoraya Mata Vizcaino, hoy jefa de cortes de la Junta de Aguas y Drenaje de Matamoros.  Otra de sus complices fue su propia hermana Gabriela Urquiza de Lua, quien se encuentra en el ára de ventanillas de la Oficina Municipcal de Relaciones Exteriores.
Las dos mujeres que se decían comadres se dedicaron a estafar durante meses y años a quienes les dieron la confianza.
Con el dinero mal habido, Monica se dedicó a patrocinar los viajes de su hijo Sebastián Jimenez Urquiza, debido a que es parte de la liga de beisbol Matamoros AC, cuyo afición fue costeada por los ingenuos clientes de la contadora tracalera.
14202583_1346865325325365_7024124361785182550_n
Con su hermana Gabriela Urquiza Monteverde dentro de la nómina municipal como trabajadora de la Secretaria de Relaciones Exteriores y su padre Jesús Urquiza un viejo abogado penalista, está mujer se siente impune por los delitos que comete y sigue cometiendo.
Como excusa cuando algún cliente la enfrenta al descubrir sus estafas, afirma que roba por necesidad ya que madre tiene cancer, cuando es sabido que la mujer murió desde el 2016.

Reseñas

  • Total Score 0%
User rating: 100.00% ( 2
votes )



Comentarios:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>