En Reynosa los damnificados de la tormenta tropical Hanna sufren el abandono oficial ya que ningún nivel de gobierno los apoya a cabalidad en las multiples necesidades después de perder su patrimonio por las inundaciones. 

Luis Miguel Iglesias, abogado y activista, revela como desde la noche del domingo 26 de julio y tras el ejemplo que pusieron los clubes de vehiculos todo terreno que estuvieron a cargo de rescatar a las personas atrapadas por el agua en sus hogares, se tomo ese ejemplo y convocaron en redes sociales para poner a funcionar cocinas comunales donde se elaboran cientos de platillos al día.

“Aquí en la colonia Anhelo las familias perdieron todo, no hay agua no se han bañado, no tienen comida, si les traes una despensa pues no pueden cocinar porque muchas se quedaron sin tanque se los llevó el agua, y es por eso que nos estamos dando a la tarea de cocinarles, y traer los alimentos ya preparados a los puntos donde se están reuniendo a esperar que baje el agua y regresar a sus casas, pero también estuvimos alimentando a quien no quizo dejar su casa por miedo a que le robaron sus cosas”.

Explica el activista cómo la sociedad civil es la que desde el primer momento intervino en favor de los habitantes de esas zonas bajas al rescatarlos en vehículos todo terreno y lanchas.

“Todas las autoridades llegaron tarde, y es hora de que aprieten y bajen los apoyos porque el gobierno federal minimizó el daño qué hay en Reynosa, mientras que el estado y el municipio van muy lentos repartiendo los apoyos, la presidenta Maki (Ortiz) está muy mal hay que presionarla mucho para que salga a las colonias a ver lo que está pasando”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here