La World Central Kitchen ha dejado de funcionar como tal y de servir alimentos a casi 2 extranjeros avecinados en el campamento migrante de Matamoros.

Voluntarios de la fundación internacional que estaban a cargo de servir alimentos a quienes aspiran obtener asilo humanitario de Estados Unidos han dejado de cruzar la frontera por el cierre parcial decretado entre México y Estados Unidos por la pandemia de Covid19.

Desde mediados de enero, la fundación servia cenas  saludables y gratuitas a los habitantes del campamento como parte del trabajo humanitario que realiza alrededor del mundo.

Sin embargo las restricciones que genera la pandemia del coronavirus, provocaron que personal de WCK (por sus siglas) dejaran de asistir a Matamoros por lo que actualmente el comedor luce abandonado y sucio.

Los alimentos ya no se sirven en un solo lugar sino que han distribuido de manera estratégica los puntos donde se sirven por parte de otras agrupaciones religiosas.

En campamento se vio muy pocas personas deambular por el bordo como una medida preventiva de resguardarse en casa, atendiendo las indicaciones de salud, tomando en cuenta que es un grupo vulnerable por las condiciones en que viven.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here