Voluntarios de la agrupación Global Response Management desmantelaron el hospital móvil que daba atención gratuita a migrantes contagiados con Covid, y cuyas instalaciones empezaron a anegarse.

El caudal del río alcanzó este jueves los 8 metros de altura el doble de los 4 que tenía antes del paso del huracán Hanna por la región y el nivel continua creciendo, provocando filtraciones en el refugio. 

Para la organización GRM fue prioritario retirar su hospital móvil debido a que el caudal alcanzo las instalaciones y había riesgo de perdida en mobiliario y equipo medico con el que lo habían provisto para dar atención a migrantes que resultaron positivos de covid.

En tal espacio que tenia capacidad para 20 camas, y contaba con respiradores, los contagiados recibían tratamiento gratuito por parte de la organización que apenas en mayo lo puso a funcionar para la comunidad extranjera que espera asilo humanitario de Estados Unidos.

El agua que llegó a las instalaciones de GRM también alcanzó las casas de campaña de los extranjeros avecinados en las márgenes del Río Bravo sin embargo la comunidad migrante que cuenta con representación de ocho países de Centroamerica sigue renuente a salir del paraje como lo ha recomendado la Dirección de Protección Civil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here