No creo que tenga que ser septiembre o noviembre para engrandecer el orgullo mexicano, también soy de la creencia que si un mexicano triunfa ¡todos lo hacemos!

Será porque hay tres cosas que amo más que nada en mi vida: mi madre, el ser mujer y el ser mexicana.

Recientemente en los –pret a porter- de las grandes metrópolis contemporáneas se ha visto un verdadero resplandecer del folklor mexicano ¡y que cosa más hermosa!.

Nada como nuestros rosas, nuestros amarillos, nuestros azules; nada como nuestras telas, nuestras texturas, nuestros bordados.

Y lo dice alguien que ha tenido el privilegio de vivir fuera de México (y como lo extrañé) que las telas exportadas de aquí se venden en euros, en dólares, en libras. ¡Bravo!

A los diseñadores, a los custuristas, a las modelos, a los directores, a los cineastas y hasta el que se ligó a Emma Watson. BRAVO A TODOS LOS MEXICANOS y sigan haciendo lo que sea, pero hágalo por MI MÉXICO.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here