El coordinador de cruz roja en Matamoros Francisco Ponce, acudió al bordo del Río Bravo para verificar el nivel de agua que lleva el Río Bravo, para prepararse con su personal para una posible llamada de emergencia del campamento migrante.

Los rescatistas están conscientes que durante la noche o la madrugada de mañana, podrían tener que atender un llamado de auxilio debido al incremento del nivel del agua.

Comentó que estarán muy pendientes sobre las acciones que se tomen sobre el campamento las próximas horas y acudir oportunamente a la ayuda que se pueda solicitar.

Recorrió perímetro del campamento donde se pueden observar derrumbes y el nivel de agua muy arriba a punto de desbordarse en el campamento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here