Tras abandonar el que ha sido su hogar, Melania Trump y su marido se subían en el avión presidencial para ir hasta Florida, donde tendrán su nueva residencia

Mucho se ha hablado durante estos últimos días de los feos que Melania Trump tenía públicamente con su marido, pero hoy, además de haber algún que otro detalle que no ha gustado mucho, de lo que se ha hablado es de los dos looks que han marcado el día, de la mujer de Donald Trump.

Con una sonrisa en el rostro, gafas negras que impedían que viésemos su mirada, pelo recogido y un conjunto ‘total black’ de luto riguroso se despedía Melania Trump de la Casa Blanca. Una historia que quedará para siempre grabada en la memoria de muchas personas, pero que tampoco olvidaran los protagonistas.

Tras abandonar el que ha sido su hogar, Melania Trump y su marido se subían en el avión presidencial para ir hasta Florida, donde tendrán su nueva residencia y donde han dejado con la boca abierta a todo el mundo que les esperaba ya que hemos visto un cambio de look de la que fuera primera dama.

Melania Trump ha elegido para su aterrizaje un caftán de sena con un estampado de figuras en tono naranja, azul y blanco roto. Todo ello con el mismo recogido que lucía en Washington, eso sí, sin ganas de atender a la prensa ya que ha pasado de largo y ha dejado a su marido atendiendo saludando a los medios que estaban en las inmediaciones.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here