Por Rossy Morales

Alrededor de 700 personas migrantes viven en un improvisado campamento junto al Puente Nuevo de Matamoros, con un sueño que desde aproximadamente cuatro meses a quedado truncado: obtener asilo politico de Estados Unidos, tras huir de la violencia, hambruna y persecución de sus lugares de origen.

En espera a una pronta respuesta por parte del presidente de Estados Unidos ellos viven en el monte a un lado del Río Bravo de donde sacan agua a diario para poderse bañar tanto hombres, mujeres, niños.

Revelaron como el Instituto Nacional de Migración les ha negado el apoyo para cuestiones tan elementales como usar los baños lo que los obliga a ir al monte. 

Funcionarios de  migración incluso también les quita la casa de campañas de donde están, es el motivo que ellos se resguardan en el monte.

Pequeños migrantes de 3, 4 y5, años de edad ante su inocencia ellos juegan sin saber la situación que día con día esta representando sus padre en busca de sueño americano, en estados unidos se encuentra otro grupo de personas migrantes es en cual solo esperan el día de su cita para tener una respuesta.

Comentaba persona que radicaba en Guatemala el sueldo de una persona en Guatemala su sueldo es de 500 pesos mensuales, es el motivo que los llevo a querer migras a Estados Unidos Mexicanos para obtener una mejor calidad de vida para sus familias.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here