Como Christopher Avila Carrillo fue identificado el joven de 17 años que murió la noche del miércoles electrocutado en la Avenida Marte R. Gómez.

Era alumno de la preparatoria Juan José de la Garza y se graduaba en unas semanas más.

Cris, como lo llamaban sus cercanos, regresaba de un ensayo cuando recibió la mortal descarga, se había quitado los tenis para que no se le ensuciaran con el agua y caminaba descalzo cuando piso un cable de la CFE, que de acuerdo a vecinos ya tenia varios días tirado el cable sin que nadie acudiera a levantarlo.

El joven participaba en coreografías de fiestas y sus cercanos lo definen como creativo con mucho futuro por delante.

Su cuerpo no ha sido entregado a la familia que vive en Lomas de San Juan y está desconsolada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here