Una joven de nombre María José “N”, de apenas 23 años, murió el pasado miércoles en él área de terapia intensiva del Hospital General Alfredo Pumarejo luego de tener una complicación por una operación estética que se realizó.
Su madre quien es originaria del Estado de Tabasco, tuvo que venir a esta ciudad fronteriza en donde su hija se quedó a vivir, luego de que le avisaran de la complicación que tuvo su hija quien fue hospitalizada y muriera por la infección que contrajo en quirófano.
El cirujano estético es un joven inexperto recién egresado de nombre Enrique Guillen, quien vive en Matamoros, Tamaulipas y quien le realizó a la joven una “lipomarcaje”, lo que ocasionó que a la joven le entrara una bacteria que le complicó y la terminó matando. 
Amigas y familiares de la fallecida exigen que se haga justicia, el cirujano las ha amenazado de que no difundan lo sucedido para el no perder clientes, pero están decididas a llegar a las últimas consecuencias para que se haga justicia.
Se le pide a nuestros seguidores que compartan de manera urgente esta información, para que más jóvenes se enteren y no acudan con este cirujano que ya asesinó a María José y no haya más muertas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here