Un bebé de  tan solo seis meses fue diagnosticado sin vida en la sala de Urgencias del IMSS Lauro Villar, a donde fue llevado por personal de la guardería del IMSS pero cuando ya estaba muerto.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 4 de la tarde de este lunes, cuando personal de dicha guardería llevó al bebé al nosocomio pero ahí lo dictaminaron sin vida.

Las misteriosas causas del deceso obligaron a la intervención de la Policía Ministerial que llego al nosocomio para entrevistarse con los cuidadores.

Les llamó la atención a las autoridades el que el menor no recibiera la atención oportuna, aun y cuando la clínica se ubica a espaldas de donde lo cuidaban.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here