De morir ahogados de salvaron dos guerrerenses  luego de adentrase en el río bravo con tan mala pata que se los llevo la corriente. 

Antonino de Jesús Vargas Lugo, de 26 años, y Michel Pacheco, de 19 años, estarán eternamente agradecidos con Ernesto Rosas, el rescatista de Protección Civil que se aventó al agua y los salvo.

Amarrado a una cuerda el bombero pudo sacar a la pareja que amenazaba con sumergirse en el caudaloso.

Fue a la altura del ejido Las Rusias que se registro el percance que de no ser por la intervención de los cuerpos de emergencia hubiera terminado en tragedia.

La valiosa acción de los bomberos y agentes de Protección Civil fue valorada por los ciudadanos que en redes sociales se volcaron en felicitaciones para los rescatistas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here